| |

¿Se puede hacer ciencia de lo político?

AMLO: entre el abismo de la democratización y el autoritarismo

Gerardo Lozada Morales
Profesor universitario. Doctorando del Instituto de Ciencias de Gobierno y Política de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Profesor universitario. Doctorando del Instituto de Ciencias de Gobierno y Política de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

La condición de hartazgo social ante los incompetentes gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, al igual que el de Peña Nieto, en el marco de una condición de evidente relación entrelas cúpulas priistas y panistas, desmoronando el viejo mito transitológico, sumado a los procesos electorales tan cuestionados que ya se han señalado como “fraudes electorales”, lograron generar la insurrección histórica de un gobierno de izquierda encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

Ante tal hecho, se abren interrogantes muy puntuales sobre los retos que enfrenta el nuevo gobierno, desde si hay la posibilidad de que el gobierno Lopezobradorista logre democratizar al país, compensando la deuda histórica que dejó la transición del 2000; además de saber cuál será su postura ante la posibilidad de ocupar las viejas prácticas autoritarias del PRI.

Ante esta incertidumbre, quedan los giros de la moneda en el aire, con la posibilidad de mirar si se instaura por fin una transición hacia lademocracia o se ratifica el autoritarismo en el inconsciente colectivo de la política nacional.

La grave crisis política, económica y social que dejan los gobiernos panistas y priistas, son aún más alarmantes. Ante ello, se abona una peor problemática que viene desde el contexto geopolítico. La insurrección a escala global de los patriotismos, nacionalismos, nazi-fascismos, son ya inminentes después del mantenimiento en el poder de Vladimir Putin, la llegada de Donald Trump a los EEUU, y el actual ascenso al poder de Jair Bolsonaro a Brasil —por citar algunos—.Ante este fenómeno, queda observar cómo se va a reconfigurar la ultraderecha mexicana que siempre opta por desestabilizar gobiernos con sus rasgos nazi-fascistas, xenófobos, homofóbicos, racistas, misóginos, etc., etc., etc…

En suma, los hechos sociales en México han desmoronado a los viejos mitos teóricos que intentan determinar a la política, y han puesto en evidencia a las grandes fallas intrínsecas que se encarnan en el contexto metodológico de las ciencias sociales, mejor dicho, el dela ciencia política. Aquellas que giran en torno a la dificultad y la imposibilidad de “hacer ciencia de lo político”. Idea magistral que llevó a Max Weber (1967) a teorizar sobre la ciencia y la política en su tan famosa obra El político y el científico.

Lo cierto esque, ante la crisis nacional y geopolítica actual, parece ser que el sentido común y la filosofía develan lo único seguro en materia humana: la tragedia y el eterno retorno de lo mismo. ¡Se reconfigura la militarización en México! (habrá que leer bien a Hobbes, Rousseau, entre más…)

Deja un comentario