| |

La Salud aparece en escena

Durante el primer fin de semana de julio el Presidente de la República y los principales Servidores Públicos del Sector Salud iniciaron una gira por las unidades del IMSS-Bienestar, siendo su primera parada el Estado de Chiapas.

El IMSS-Bienestar, fundado como IMSS-COPLAMAR en la década de los 70 y que después ha tenido diversos nombres, es un sistema de salud que toma la organización del IMSS para atender a personas sin seguridad social, especialmente en zonas rurales y urbanas marginadas.

¿Pero por qué visitar las instalaciones de dicha institución y no de otra? La respuesta es que el IMSS-Bienestar es lo que tiene a su disposición el gobierno federal para lograr por fin que todas las mexicanas y mexicanos tengan un verdadero acceso a los servicios de salud. Esto es debido a que, por un lado, en las instituciones de seguridad social como el IMSS, ISSSTE, etc; no sólo manda el gobierno, sino también los trabajadores y sus patrones, pues las tres partes aportan el financiamiento; y por el otro, cada Estado tiene sus propios Servicios de Salud, los cuales no han madurado lo suficiente.

Por lo anterior, se pretende que por lo pronto existan dos grandes bloques para la atención de la salud, el primero conformado por las instituciones de seguridad social y el segundo por el anunciado Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, que tomando la organización del IMSS-Bienestar busca, a diferencia del Seguro Popular, atender cualquier padecimiento que presenten las personas, como en la Seguridad Social.

La manera de cómo será la relación del nuevo Instituto con el IMSS-Bienestar y con los Estados todavía no ha sido difundida, pero debemos estar atentos para que todas las opiniones sean tomadas en cuenta y se llegue al mejor resultado posible, porque hasta ahora la comunicación sobre los planes de salud no había sido muy buena que digamos, muestra de ello es queel Presidente López Obrador planteó como uno de los objetivos de la gira hablar con las personas atendidas por el IMSS-Bienestar y con los trabajadores del mismo, a quienes les insistió que no van a perder derechos laborales con los cambios que se avecinan.

Entrando al análisis específico de estos eventos en Chiapas, se pudieron observar discursos del personal de salud y directivos que en ocasiones parecieron naturales y en otras acartonados o incluso aduladores, cosa que no ayuda al Presidente o a cualquier otra autoridad. Afortunadamente cuando algún directivo tuvo la osadía de presentar una inexistente situación color de rosa, la gente no se quedó callada y manifestó su desacuerdo.

La gira por el sureño Estado también ha servido para visibilizar a estos lugares y personas, tan importantes como las de cualquier gran ciudad del país, y esto incluyó especialmente al personal de salud, que debe sentirse partícipe de un cambio, así como a los integrantes de los pueblos originarios;siendo tal vez el IMSS-Bienestar, junto con la Dirección de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural, las instancias más experimentadas en el trabajo colaborativo con esta población.

Finalmente, es importante realizar una crítica constructiva de algunas cosas expresadas por el Ciudadano Presidente, como fomentar que haya un mayor número de graduados de las facultades de medicina, que eventualmente se conviertan en especialistas que trabajen en estas zonas. Definitivamente la distribución de especialistas es inequitativa entre los Estados y al interior de los mismos, sin embargo, los especialistas tienen que ser parte de un gran equipo de trabajadores de la salud que debe empezar por personas directamente en contacto con la población haciendo trabajo de promoción de la salud[1], con buena capacitación y remuneración.

 

[1]CARTA DE OTTAWA PARA LA PROMOCIÓN DE LA SALUD, 1986, OMS. Disponible en: http://www.paho.org/Spanish/AD/SDE/HS/OttawaCharterSp.pdf

 

Deja un comentario